Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 
 

Resultados exactos o más aproximados: 1

• González 63bis
ANTERIOR

González 63

SIGUIENTE

González 64



© heraldicahispana 1996-2020

González 63bis



González

Este apellido es patronímico y se deriva del nombre propio Gonzalo, muy común durante toda la Edad Media. Este tipo de apellidos tiene la característica que los diversos linajes que lo ostentan no tienen la menor relación entre sí, ya que con mucha frecuencia fue unido a otro que lo completó y que por regla general correspondía a las villas, castillos, territorios, etc. que conquistaba el caudillo apellidado tan sólo González.

Pero si nos ceñimos al González primitivo, como punto de origen y tronco común de las distintas ramas y familias, venimos a encontrarnos con que tampoco todos los tratadistas se encuentran de acuerdo en este punto. Para unos, los primitivos solares se encontraban en la montaña de León, para otros, en Asturias y aún quedan los que sostienen que González proviene de Jaca, en la provincia de Huesca. Por lo tanto se observa al hacer el estudio de este apellido, el mismo fenómeno que ya se señalan en las informaciones de otros patronímicos, esto es, que muchos doctos y clásicos tratadistas se esfuerzan, en el vano empeño de explicar su origen y primitivos progenitores, como si el González, fuese apellido de linaje exclusivo de una sola y determinada familia, sin reparar en que su carácter de patronímico, hace estériles y perfectamente inútiles esos propósitos, ya que el González no denota otra cosa, que hijo o descendiente de Gonzalo y como fueron innumerables y totalmente distintas familias que comenzaron a usar ese apellido, tomándolo del nombre propio de un antecesor suyo, y lo continuaron sus descendientes, sin otra razón y causa que la apuntada, es perder lastimosamente el tiempo en intentar hacer originarios a todos los González de un mismo primitivo solar y tronco, cuando fueron tantas y tan diversas e imposibles de señalar las procedencias de la inmensa mayoría de las familias que llevan ese patronímico.

Muchos autores señalan como propagador de la estirpe de González al Conde Fernando Negro, emparentado con Carlos Magno, que fue Señor de la casa solar de González en el valle de Gibaja (Cantabria), quien, estimulado por su fervor religioso, acompañó a don Pelayo en la Reconquista, desde el mismo año en que fue jurado en Covadonga, siendo tan conocido este héroe, que sólo con nombrarle quedaba indicada su nobleza.

En su mas avanzada edad fundó y dotó con fuertes rentas (que había adquirido en virtud de sus servicios), el monasterio de Escalada, a ocho leguas distante de la ciudad de Burgos, y esta fue poblada por su descendiente don Diego Porcelós, en el año de 884. Este caballero casó con una señora ilustre, cuyo nombre se ignora; pero en el que fue su única hija doña Sula, que contrajo matrimonio con don Nuño Belchides, Caballero de la primera nobleza de Alemania, natural de la ciudad de Colonia, que en aquella época vino a Castilla, estimulado por su ánimo belicoso, para pelear contra los infieles, y fueron sus hijos: Nuño Rasura, Juez de Castilla, y Bustos González, Señor de Salas. El Nuño tuvo por hijos a don Gonzalo Núñez y a doña Teresa Núñez. Don Gonzalo casó con doña Jimena Fernández Madona, hija del Conde don Nuño Fernández y nieta del Rey don Bermudo I de León, y fueron padres del Conde Fernán González y del Conde don Gonzalo Núñez, que lo fue del Conde don Pedro González de Lara y del Conde don Gonzalo Téllez, tronco de los Condes Salvador y Alvaro, que gobernaron a Lara y la montaña santanderina desde Laredo a Santillana. Hijo de Alvaro fue Nuño, que también tuvo a Lara y procreó al Conde Gonzalo Núñez, padre, a su vez, del Conde Pedro González de Lara, que dejó este apellido a sus descendientes.

El Conde Fernán González, de Castilla, celebró dos matrimonios: el primero, con doña Urraca, de la que solo tuvo una hija del mismo nombre, que casó con Sancho el Gordo, de quienes procede mucha nobleza, y el segundo, con doña Sancha de Navarra, hermana d García Sánchez, Rey de Navarra; de doña Urraca, Reina d León y de Murcia y Condesa de Barcelona; de doña Teresa, también Reina de León, y de doña Blanca, Señora de Vizcaya, hijos todos de Sancho II Abarca, Rey de Navarra, y de su mujer, doña Toda, o Teuda.
De esta unión nacieron: don Gonzalo, don Sancho, don García y don Pedro González, de quien provienen Rodrigo González, Martín González y Juan González, Ricohombres, que se hallaron en la toma y conquista de Sevilla con el Rey don Fernando III, en cuya campiña quedaron heredados y donde se radicaron, procediendo de ellos los González de Andalucía, dándose a conocer por su grandeza y su valor, de que dan testimonio don Alonso de Santa Cruz y don Diego de Urbina, en sus respectivos nobiliarios, añadiendo que la casa principal de González ha sido cuna de muchos Ricohombres, esforzados guerreros, Caballeros de las Ordenes Militares, Treces y Comendadores de ellas.

Hay también tratadistas que suponen tronco del linaje a Gonzálbo, uno de los doce hijos del General Sancho Fernández de Tejada, deudo muy cercano del Rey don Ramiro I, con quien afirman que se halló en la discutida batalla de Clavijo. Dicho General, con sus doce hijos, fundó los trece solares de Valdeosera, de distintos apellidos.

Otros escritores se remontan hasta Erigo González, que con otros caballeros juró al Rey don Pelayo, en la iglesia de San Juan Bautista, del lugar de Castillo, en Asturias, en 718, y del que hace memoria Luis del Castillo Venero.

Juan Agustín, en su obra "Armas y Linajes de la Nobleza Española", y Salazar y Castro, en su obra "Historia de la Casa de Lara", dicen que el progenitor de los González fue Gustios González, Señor de Salas y muy hacendado en la Foz de Lara, junto a Burgos, casado con doña Artiga Ramírez, hija del Rey don Ramiro II de León.

Pedro Salazar de Mendoza, en su libro "Monarquía Española", asegura que el citado Gustios González fue hijo de Nuño Bellídez, o Belchídez, el noble-alemán de la ciudad de Colonia, y de doña Sula, o Bella, hija de Diego Porcélos, Conde de Castilla y poblador de la ciudad de Burgos.

Núñez de Castro y Juan Flórez de Ocariz, afirman también que los González proceden del referido Gonzalo Gustios, Señor de Lara, casado con doña Sancha, hermana de Ruy Velásquez, Señor de Bilaren, de cuya unión eran hijos, por los años 1000, Diego Martín, Suero, Fernando Rodrigo, Gustios y Gonzalo, todos con el apellido González, y a los que se conoce en la historia por los Siete Infantes de Lara, que, según la Crónica General de España, murieron a manos de los moros en Córdoba, por la traición de su tío, el mencionado Ruy Velásquez, que envió al expresado Gustios, su cuñado, con una embajada falsa al Rey Almanzor.

En la misma Crónica General de España se asegura que, hallándose en prisión Gonzalo Gustios, tuvo amores con una hermana del Rey moro, en la que procreó a Mudarra González, que pasó lleno de riquezas a Castilla y vengó la muerte de sus siete hermanos, matando al alevoso Ruy Velásquez. Casó con una dama de la más noble sangre goda, en la cual restableció el linaje de los González.

Esto entra en el campo de la leyenda y no lo autoriza, ni mucho menos, la verdadera historia.

También han discutido los autores sobre la mayor o menor antigüedad de los solares de González. Como decíamos al principio, unos afirman que los más antiguos radicaron en el reino de Galicia, otros en el de León, otros en el Principado de Asturias y otros en las Montañas de Jaca.

Discusiones inútiles, pues tratándose de un patronímico irían surgiendo las familias así apellidas a medida que se fue extendiendo la costumbre de adoptar por apellido el nombre propio de un ascendiente siendo por otra parte aventurado señalar, por falta de noticias históricas, la antigüedad de cada solar.

Lo realmente cierto es que los González formaron un linaje muy digno de tener en cuenta no sólo por su nobleza sino por las hazañas de muchos de sus miembros, bastarán citar unos pocos ejemplos: D. Gil González Dávila, descubridor del Lago de Nicaragua y virtual fundador de este país, al desembarcar en las tierras del cacique Nicarao, lo que dio el nombre a aquellas tierras: Nicaragua. En un principio fue Contador en Santo Domingo, pero en el año 1.511 emprendió juntamente con Pedro Niño una expedición para explorar el Mar del Sur.
Después de la aventura nicaragüense, en 1524 inició otra expedición por las costas de la actual Honduras, pero en esta ocasión chocó contra los intereses de Pedrarias Dávila y de Hernán Cortes. Aunque en un principio llegó a un acuerdo con Olid, el enviado de Hernán Cortes, posteriormente fue detenido y conducido a Méjico, puesto en libertad regresó a España donde murió, resolviendo de esta forma lamentable para él, el pleito que mantenía con el conquistador de Nueva España.

No puede olvidarse tampoco a don Pedro González de Mendoza, noble castellano que permaneció fiel al rey D. Pedro, llamado por unos "el Cruel" y por otros "el Justiciero", hasta que el año 1.366 se pasó al bando de D. Enrique de Trastamara. Fue hecho prisionero por los soldados del rey D. Pedro, el cual atendiendo a las súplicas del Príncipe Negro, lo dejó en libertad. A partir de aquel momento se convirtió en hombre de confianza de D. Enrique de Trastamara y cuando éste triunfó, mediante la muerte a sus manos de D. Pedro, recibió cuantiosas mercedes. En el año 1.385 entró con las tropas castellanas que invadieron Portugal y murió en la batalla de Aljubarrota.

En lo que se refiere a otro González cuyo nombre se encuentra escrito en la historia destacadamente, D. Pedro González de Mendoza, fue el quinto hijo de Iñigo González de Mendoza, Marqués de Santillana. Fue Obispo de Calahorra, de Sigüenza, y Arzobispo de Sevilla. Consejero del rey Enrique IV. Convertido en defensor de la princesa Dña. Isabel, cuando ésta alcanzó el trono de Castilla junto con su esposo el rey D. Fernando (Los Reyes Católicos) tuvo un gran ascendiente sobre ambos monarcas. En materia religiosa siempre se mostró partidario de los derechos de la Corona sobre los de la Iglesia y fue contrario a la política de dureza de Torquemada y la Santa Inquisición.
El apellido González pasó rápidamente al Nuevo Mundo y son varias las naciones americanas donde se encuentra muy extendido.

Armas (Del 41 al 81)

González 41

Los de Corvera, Asturias: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de sinople, con un castillo o torre de plata; 2º y 3º, de oro, con tres bandas de gules.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 42

Los de Santander: De sinople, con una banda de oro o plata, cargada de una cotiza de sable y acompañada de cinco veneras de plata, tres en lo alto y dos en lo bajo.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 43

Los de Villanueva de Cameros, La Rioja: De oro, con un pino de sinople y un león pasante de gules, atado al tronco, con cadena de azur.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 44

Otros de Castilla la Vieja: Cortado; 1º de gules con cinco jazmines de plata, puestos en sotuer, y 2º de azur, con siete estrellas de plata puestas tres, tres y una.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 45

Los de Pola de Gordón, León: De azur, con cinco leones de oro puestos en sotuer, y bordura de plata con ocho árboles de sinople arrancados.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 46

Otros: De plata, con seis rosas de gules puestas en dos palos,. En punta, tres cabezas de moro al natural puestas en faja. Estas armas las usó el caballero Bernardo González.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 47

Otros en el reino de León: Escudo partido; 1º, de plata, con cinco flores de lis de azur, puestas en sotuer, y 2º, de gules, con una cruz floreteada de oro; medio cortado de sinople, con un castillo de oro.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 48

Otros también de León: Escudo partido; 1º, de gules, con un castillo de oro; medio cortado de este metal, con un puente de dos arcos, de piedra, sobre un río, y 2º, de plata, con un águila de sable.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 49

Los González de la villa de Nieva, del partido judicial de Santa María de Nieva (Segovia), traen: En campo de oro, un árbol de sinople y un dragón enroscado al tronco.

(Ref.: ENDIKA DE MOGROBEJO)

González 50

Los de Fresno de Cantespino, Segovia, después extendidos por Andalucía: partido; 1º de gules, con un castillo de oro aclarado de azur, y 2º, de gules también, con una banda de plata.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 51

Los de Medina de Pomar, Burgos: Cuartelado; 1º y 4º, de oro, con un león rampante de su color, y 2º y 3º, de gules con un sotuer de oro.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 52

Los de Aguilar de Campóo, Palencia: De azur con un lucero de oro.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 53

Otros de Castilla: Cuartelado; 1º y 4º, de gules, con un castillo de plata, que tiene en su torre del homenaje una bandera de sinople con el asta de oro; 2º y 3º, de oro, con un león rampante de azur, y entado en punta, de plata, con tres chevrones de sinople.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 54

Otros de Castilla: Cortado; 1º, de gules, con dos castillos de plata aclarados de azur, puestos en faja y sumada su torre del homenaje de un estandarte de plata con asta de oro, y 2º, de oro, con dos leones de sable rampantes y afrontados, y en punta tres chevrones de azur.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 55

Otros de Madrid: Cuartelado; 1º de plata, con cinco flores de lis de azur puestas en sotuer; 2º, también de plata, con una cruz vana y floreteada, de gules; 3º, de plata, con un león rampante de púrpura, armado y lampasado de gules, y 4º, de oro, con un castillo de piedra. Bordura general de gules con ocho sotueres de oro y ocho armiños de sable alternando.

González 56

Los de Villanueva de los Escuderos, en Cuenca: Partido; 1º de plata, con un león rampante de sable, y 2º, de oro con tres fajas de gules y entre ellas catorce armiños de sable, colocados tres, cuatro, cuatro y tres.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 57

Otros también en Castilla: Jaquelado de azul y oro; brochante sobre el todo una faja de gules, y seis hojas de higuera de su color puestas a modo de orla.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 58

Los de Osuna, en Sevilla: De plata, con dos pinos de sinople frutados de oro. Bordura de oro con cuatro lobos de sable.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 59

Los de Velez-Rubio, en Almería: Cuartelado; 1º y 4º, de gules, con un castillo de oro,t 2º y 3º, también de gules con dos palos de oro.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 60

Los de Aragón: De plata, con un águila de sable, picada y membrada de oro.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 61

Otros en Aragón: De azur, cuartelado por un sotuer de oro;1º, un águila de oro, 2º y 3º, una flor de lis del mismo metal, 4º, un castillo también de oro. Bordura de este metal con ocho sotueres de gules.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 62

Otra versión del mismo escudo: Cuartelado por un sotuer de oro; 1º, de plata, con un águila de sable,2º y 3º, de azur, con una flor de lis de oro y 4º, de gules, con un castillo de oro. Bordura general, de oro con seis sotueres de gules, tres a cada lado.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 63

Otros de Aragón: De oro, con un águila de sable, perfilada de gules y surmontada de una estrella de oro. Brochante sobre el todo una faja de plata.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 63bis

Otros de Aragón: De oro, con un águila de sable, perfilada de gules y surmontada de una estrella de oro. Brochante sobre el todo una faja de plata.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

NOTA: Aunque el dibujo original se corresponde con la descripción creemos que hay un error en la misma, debiéndose perfilar la estrella (oro sobre oro) y no el águila que es de color y por tanto innecesario su perfil. Ante la duda, publicamos ambos.

A. Sánchez, J. Lozano

González 64

Los de Mallorca: Cuartelado; 1º y 4º, de gules, con una torre de plata, sumada de una bandera del mismo metal, y 2º y 3º, de oro, con un león rampante de gules, sobre tres puntas o chevrones de azur.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 65

Los de Murcia: De plata, con un castillo de gules y dos leones empinados en sus muros. Bordura de azur con ocho armiños de sable, fileteados de oro.

(Ref.: GARCIA CARRAFA).

González 66

Los de Villavieja del Cerrato, en Valladolid, luego extendidos a Vitoria y San Sebastián: En campo de azur, una banda de plata.

(Ref.: CADENAS).

González 67

Los de Briones, en La Rioja: En campo de plata, estandarte de azur cargado de una cruz de oro.

(Ref.: CADENAS).

González 68

Los de Almazán en Soria: En campo de azur, medio vuelo de oro. Bordura de plata, con una cadena de azur.

(Ref.: CADENAS).

González 69

Los de Navarra: En campo de azur, cinco castillos de oro en sotuer.

(Ref.: ERDOZAIN), (ref,: ENDIKA DE MOGROBEJO), (Ref.: GARCIA CARRAFA, este autor no cita los esmaltes).

González 70

Otros de Galicia: En campo de gules, un castillo de plata, aclarado de azur, y un león rampante, de oro, coronado de lo mismo, abrazando el castillo con ambas manos.

(Ref.: CRESPO DEL POZO).

González 71

Otros de Galicia: Cortado; en lo alto, en campo de gules, tres castillos de plata aclarados de azur, mal ordenados; en lo bajo, en campo de oro, dos leones de gules enfrentados.

(Ref.: CRESPO DEL POZO).

González 72

Otros de Galicia: En campo de sinople, una banda de azur, perfilada de oro, acompañada de seis veneras de plata, tres en lo alto y tres en lo bajo, bien ordenadas.

(Ref.: CRESPO DEL POZO).

González 73

Otros de Galicia: En campo de plata, un pino de sinople, con dos lebreles empinados sobre él, y superado de una cruz simple de gules.

(Ref.: CRESPO DEL POZO).

González 74

Otros de Galicia: Cuartelado; 1º, en sinople, cruz de oro hueca y floreteada, 2º, en gules, castillo de oro sumado de brazo armado de plata con una espada en la mano del mismo metal, 3º, en azur, cinco flores de lis de oro puestas en sotuer, 4º, en azur, león rampante de oro. Bordura de gules con ocho armiños de plata y ocho aspas de oro alternando.

(Ref.: CRESPO DEL POZO).

González 75

Los radicados en Sopelana (Vizcaya) traen: En campo de plata, una panela de gules, atravesada de una lanza de oro.

(Ref.: ENDIKA DE MOGROBEJO)

González 76

Los radicados en Peñacerrada (Alava) y extendidos a Madrid: Escudo partido: 1º, en campo de gules, dos calderas, de oro; y 2º, en campo de plata, cinco hoces de azur, encabadas de sable.

(Ref.: ENDIKA DE MOGROBEJO)

González 77

Los de México: En azur, dos águilas volantes, de oro.

(Ref.: ENDIKA DE MOGROBEJO)

González 78

Los de Lima, El Perú: En plata, tres arcabuces, de sable, puestos en faja. Bordura de azur con tres veneras, de oro, puestas en jefe.

(Ref.: CADENAS).

González 79

Los de Ager, Lérida, pasados a Méjico: En plata, cinco águilas, de sable, puestas en aspa.

(Ref.: CADENAS).

González 80

Privativas de Rui González, vecino de Méjico, a quien se las concedió Carlos I, en 1530: De oro, partido por una barra, de gules, siniestrado de un puente sobre una acequia de agua y adiestrado de un águila, de sable, rampante. Bordura de plata, con ocho cruces, de gules.

(Ref.: CADENAS), (Ref.: ATIENZA), (Ref.: GONZALEZ-DORIA).

González 81

Los de Conforcos, en León.: En gules, una banda, de oro, acompañada en lo alto de una estrella, de plata, y en lo bajo de un corazón, de oro. Radicado en Cuba, de D. Pedro González Quevedo, vecino de Camaguey, Cuba.

(Ref.: ENDIKA DE MOGROBEJO)


ANTERIOR

González 63

SIGUIENTE

González 64


Registros en la base de datos: 27135